De todo, como en botica. En prosa o en verso, con rima o sin rima. Experiencias, sentimientos. Propios o ajenos, no importa. Es la palabra sencilla y fuerte con que me me gusta expresarme. La palabra que es un poco mía, un poco como soy.

HOY ES TODAVÍA


Si cada primavera
logra en el árbol
el milagro de reverdecer sus ramas.

Si cada amanecer
logra a la noche
vencer, si el día gana,

¿Cómo no creer?
¿Cómo no confiar?
¿Cómo no plantar
un árbol de los sueños cada día
teniendo la certeza,
guardando la esperanza
de verlo florecer?

Tal vez en primavera...
tal vez mañana.

2 comentarios:

maria curiel dijo...

Claro que sí, ¿por qué no dejar florecer cada mañana un pensamiento positivo, una esperanza? ¿Por qué no pensar lo bueno y dar gracias? Hoy es el momento más importante de nuestras vidas. GRACIAS!

Patricia Gandaria dijo...

Gracias por tu comentario, María. Cada día la naturaleza nos manda un mensaje: se puede.
Un beso.